Los míticos 600, el Citroën 2 CV, los antiguos Seat sin nombre de ciudades o los impresionantes Mercedes de hace 40 años volverán a circular por las calles de Morata de Tajuña. Lo harán en la Concentración de Autos Clásicos de la localidad, que el próximo domingo 18 de junio celebra su segunda edición.

180 auténticas joyas del motor convertidas en piezas de museo que se expondrán, desde las diez de la mañana, a lo largo de las calles Real, Domingo Rodelgo esquina con Iglesia y la plaza Mayor, durante dos horas y media.

Después, la caravana de clásicos pondrá rumbo a la cercana localidad de Belmonte de Tajo, a 25 de kilómetros. Y desde allí, volverán a Morata para disfrutar de una comida de fraternidad en el complejo deportivo El Bosque.

“Esta concentración es una fiesta para los morateños, que pueden ver los vehículos de su juventud y enseñárselos a las nuevas generaciones, pero también supone un atractivo turístico de la marca Morata”, ha comentado el alcalde de la localidad, Ángel Sánchez.

Día Mundial del Refugiado

Coincidiendo con la II Concentración de Autos Clásicos, el párking de la calle Real acogerá la exposición de Cruz Roja ‘La Maleta que más pesa’.  Allí, las personas que lo deseen podrán acceder a una cinta transportadora con una serie de maletas. Y, en cada maleta, un testimonio que explicará la realidad de estas personas.

La exposición, próxima a la celebración del Día Mundial del Refugiado del 20 de junio, forma parte de la campaña de sensibilización Cruz Roja sobre los más de 244 millones de personas que han emigrado de sus países buscando una vida mejor o, simplemente, una vida escapando de situaciones de conflicto o de pobreza extrema.

Contacto para prensa

Borja de Jorge Canaveras